ANIVERSARIO DE LA TOMA DE QUERÉTARO POR FUERZAS DE LA REPÚBLICA

Gral. Mariano Escobedo

mayo 15 de 1867


El 15 de mayo de 1867 el general Mariano Escobedo, jefe del Ejército de Operaciones en Querétaro -quien por órdenes del presidente Benito Juárez mantenía sitiada esa ciudad desde el mes de marzo-, recibió de manos de Maximiliano de Habsburgo su espada en señal de rendición.

Después de la Guerra de Tres Años, el 15 de junio de 1861, Juárez fue electo presidente constitucional. La crítica situación hacendaria provocó que el 17 de julio se decretara la suspensión del pago de la deuda contraída con España, Francia e Inglaterra. Como consecuencia de dicha suspensión, éstos rompieron relaciones diplomáticas con México el 25 de julio y Francia decidió emprender una expedición puntiva contra México, exigiendo el pago de la deuda. Las primeras tropas invasoras desembarcaron en Veracruz en diciembre de ese año.

Los franceses avanzaron hacia la Ciudad de México, y el 5 de mayo de 1862 el ejército mexicano se les enfrentó en la célebre Batalla de Puebla, en la cual el contingente francés fue derrotado por las fuerzas mexicanas, encabezadas por el general Ignacio Zaragoza. La derrota de los franceses detuvo su avance y dio ánimos a los mexicanos. No obstante, la situación del gobierno juarista se veía cada vez más amenazada, por lo que el 1 de junio de 1863 dejó la Ciudad de México, emprendiendo la marcha hacia San Luis Potosí; asimismo, a mediados de ese año, y ante el avance de los invasores franceses, el Congreso otorgó facultades al presidente Benito Juárez para salvaguardar los intereses nacionales.

En Europa, el 3 de octubre de 1863 se ofreció formalmente a Maximiliano de Habsburgo el trono de México, que finalmente aceptó el 10 de abril de 1864, contando con el apoyo de Napoleón III para establecer una monarquía en México.

El presidente Benito Juárez encabezó la defensa de la soberanía nacional y de la República como forma de gobierno. Después de su salida rumbo a San Luis Potosí, se dirigió hacia el norte del país (Saltillo, Monterrey y Chihuahua), donde se estableció entre fines de 1863 y principios de 1864.

Como consecuencia de la crítica situación por la que atravesaba el país, y para enfrentar la intervención extranjera, el 5 de agosto de 1865, en Paso del Norte, hoy Ciudad Juárez, se decretó que Benito Juárez ampliara su periodo presidencial.

En enero de 1866 Napoléon III decidió retirar sus tropas de México, acción que resultó desfavorable al imperio, ya que las fuerzas juaristas continuaban combatiendo y recuperando las plazas en poder de los franceses.

El imperio de Maximiliano se desmoronó no sólo por la retirada de las tropas de Napoleón III, sino porque su mismo grupo se encontraba dividido. El 21 de octubre de 1866 llegó a la ciudad un embajador de Napoleón III, Castelnau, para convencer a Maximiliano de que abdicara; por ello, en noviembre las fuerzas francesas que ocupaban el norte del país empezaron a organizar su retiro.

En marzo de 1867, las fuerzas mexicanas al mando del general Marinao Escobedo, tendieron un cerco en Querétqro; la ofensiva se recrudeció desde fines de abril. El 12 de mayo las fuerzas mexicanas recibieron pertrechos del general Porfirio Díaz, quien asediaba la Ciudad de México. El día 14 el coronel imperialista Miguel López se entrevistó con el general Mariano Escobedo buscando una negociación que evitara más derramiento de sangre: a cambio de la palabra de honor de Maximiliano de abandonar el país y no retornar jamás; los mexicanos, por su parte debían levantar el asedio a Querétaro; esto no fue aceptado por el general Escobedo en acato de las instrucciones del presidente Juárez, quien no aceptaría otro arreglo que la rendición incondicional.

Al amanecer del día 15, los sitiadores tomaron la línea interior desplegada para la defensa de Querétaro. Después de la rendición de Maximiliano, se le enjuició junto con los generales Miguel Miramón y Tomás Mejía, de aucerdo con la Ley del 25 de enero de 1862, que tipifica como delito la traición a la patria. El día 19 de junio de 1867, en la madrugada, fueron fusilados en el Cerro de las Campanas.

Estando Juárez en San Luis Potosí, a donde había llegado en marzo de 1867, fue notiificado del triunfo de las fuerzs republicanas en Querétaro, lo que posibilitó el retorno de los Poderes de la Unión a la Ciudad de México. Con la llegada a la capital, Juárez y su gobierno, el 15 de julio de 1867, dieron inicio al periodo de la historia mexicana conocido como la República Restaurada.

Día de fiesta y solemne para toda la Nación. La Bandera Nacional deberá izarse a toda asta.



aime@latinmail.com





¿Comentarios?
¡Firma mi libro de visitas!



Fechas Solemnes Calendarios Calendario de Efemérides Música



www.buscador.clarín.ar






Member of the Mexico HyperBanner


© Copyright Aimé - 12/06/99