¡Viva México Ca...!


Octavo virrey

LUIS DE VELASCO (hijo)

(Marqués de Salinas)

(1590-1595)


          Nació en la ciudad de Carrión de los Condes, Palencia, España, hijo del virrey del mismo nombre. Niño aún acompañó a su padre al Virreinato de la Nueva España y en la ciudad de México pasó su juventud. Cuando murió su progenitor continuó viviendo en México y fue nombrado regidor, pero tuvo disgustos serios con el virrey Manrique y marchó a España presentándose en la Corte, donde Felipe II lo escogió para embajador en Florencia.

          El día 19 de julio de 1589 recibió el nombramiento de virrey de la Nueva España, en lugar del marqués de Manrique. Como las noticias alteradas que llegaban a la metrópoli hacían suponer que la Nueva España se encontraba en gran desorden, le recomendaron que desembarcara en Tamiahua, de la provincia de Pánuco. Llegado a ese puerto se dio cuenta de que el país estaba en paz y tranquilidad, por lo que prosiguió el viaje hasta Veracruz en donde desembarcó a mediados de diciembre, para hacer su entrada oficial en la ciudad de México a la que tanto quería, el 25 de enero de 1590. Se le recibió como a un hijo de la tierra, con gran alegría de todas las clases sociales. En 1591 logró la pacificación de las tribus chichimecas que vivían en guerra y siempre fuera del control del gobierno. Los caciques pedían que se les diera carne, para que sus poblaciones pudieran alimentarse. Velasco aceptó y esas aguerridas tribus se dieron de paz, por lo que se envió a vivir con ellas a 400 familias tlaxcaltecas, ya con costumbres españolas, que bajo la dirección de frailes franciscanos fundaron cuatro colonias teniendo como centro a Zacatecas. Velasco, quien conocía muy bien los hábitos de los indígenas, dispuso que se rebajase en buena cantidad los pagos que hacían a los tribunales y encargó a la Real Hacienda que atendiera con cuidado los asuntos de los naturales.

          En 1595 Velasco hijo pasó a hacerse cargo del Virreinato del Perú, embarcando en noviembre de ese año, pero se sintió cansado y enfermo y pidió ser relevado del gobierno peruano para regresar a México, cosa que le fue concedida. Aquí se dedicó a atender sus encomiendas de Azcapotzalco y Teulitlán.

Fuente: Gobernantes de México de Fernando Orozco Linares.




Las fases lunares en México, D.F.



Buscar en la Página de Aimé



Inicio




© Copyright Aimé - 28/07/2000