¡Viva México Ca...!


Segundo virrey

LUIS DE VELASCO

(padre)

(1550-1564)


          El virrey Velasco nació en Castilla la Vieja, en una ciudad pequeña de Palencia llamada Carrión de los Condes. Desde 1525, cuando tenía 14 años, empezó a servir en la Corte y en la milicia y ya adulto, por sus cualidades, el emperador le confió el gobierno de Navarra, puesto que desempeñó con eficiencia y distinción, recibiendo en premio la orden de caballero de Santiago. Al producirse graves incidentes en el Perú se pensó en mandarlo como gobernador a ese reino, pero la Corona resolvió finalmente enviar al experimentado virrey de Nueva España, don Antonio de Mendoza, al Nuevo Reino de Toledo como le llamaban los conquistadores al antiguo imperio de los incas. Velasco vino a Nueva España en 1550 e hizo su entrada solemne en México el 25 de noviembre. Su gestión fue tan buena que se llamó "El prudentísimo" y mereció el nombre de tutor y padre de la patria.

          Se ocupó con gran empeño de darle plena libertad a 150,000 indios que estaban como esclavos en minas, campos de labranza y prestando servicios personales. Durante su gobierno fueron fundadas las poblaciones de Durango, San Sebastián Chametla y San Miguel el Grande, como baluartes para contener las incursiones de indios bárbaros. Protegió la minería con el auxilio que le prestó el minero sevillano Bartolomé de Medina, para poner en práctica el beneficio de patio consistente en mezclar el mineral molido con mercurio y sal, rindiendo mucho más el producto con esta técnica que con la del simple lavado al agua.

          Velasco tuvo mucho que ver con la fundación de la Universidad, con su impulso y ayuda ante las autoridades reales y le tocó presidir la inauguración de dicha institución el 25 de enero de 1553. En 1555 reunió al primer Concilio Provincial Mexicano, para la moralidad y buena conducta del clero y la conversión y buen trato a los indios. En 1558 se produjo en México la primera gran inundación y después una epidemia que causó muchas víctimas. El virrey se ocupó de auxiliar en todo lo que pudo a las víctimas de las dos calamidades.

          En el terreno de las exploraciones, como franceses e ingleses andaban la costa atlántica de los actuales Estados Unidos, Velasco armó una expedición puesta al mando del capitán Tristán Luna y Arellano, que zarpó para ocupar La Florida pero pronto regresó a Veracruz sin haber hecho nada.

          Don Luis de Velasco empezó a estar enfermo, a guardar cama, hasta que murió en el antiguo palacio de los virreyes el 18 de julio de 1564. En su pliego de mortaja encargaba el gobierno interino al licenciado Francisco Ceinos, como presidente de la Audiencia; recomendaba a su familia se encargase de pagar algunas deudas que tenía pendientes en el comercio. Casi no había dinero para sepultarlo. Fue un activo y probo virrey.

Fuente: Gobernantes de México de Fernando Orozco Linares.




Las fases lunares en México, D.F.



Buscar en la Página de Aimé



Inicio




© Copyright Aimé - 23/06/2000