¡Viva México Ca...!


ANTONIO DE MENDOZA

Primer Virrey de Nueva España

(1493-1552)


          Nació en 1493 en España, como el sexto hijo de los ocho que tuvo el segundo conde de Tendilla y primer marqués de Mondéjar, don Ínigo López de Mendoza, en su segundo matrimonio con doña Francisca Pacheco y Portocarrero. Estuvo emparentado con el escritor don Diego Hurtado de Mendoza y con el célebre arzobispo de Sevilla, don Pedro González de Mendoza, todos ellos descendientes del famoso poeta hispano, marqués de Santillana. A la muerte de su padre, ocurrida el 16 de julio de 1516, heredó la encomienda de Secuéllanos, en la hoy provincia de Ciudad Real, y 200,000 maravedís de renta, situados en el lugar y heredamiento de Almayate. Por tal encomienda fue comendador y caballero trece de la Orden de Santiago.

          Desde muy joven empezó a servir en la Corte, y a la muerte del Rey Católico fue a Flandes, con varios caballeros, a rendir vasallaje a Carlos V, heredero de la corona española. Volvió a España en 1517 y poco después tomó parte en la lucha de las comunidades de Castilla, distinguiéndose en la acción de Huéscar, peleando por la causa del emperador. Después del triunfo sobre los comuneros, el emperador le confirió una misión diplomática en Hungría. El 17 de abril de 1535 recibió el nombramiento de primer virrey de la Nueva España, por cédula dada en Barcelona, y el de presidente de la Audiencia Real, con un sueldo de 3,000 ducados anuales por cada empleo y 2,000 más para sostener su guardia palaciega.

          El 2 de octubre de ese año llegó a Veracruz y el domingo 14 de noviembre hizo entrada solemne a la capital de la Nueva España. Fue el único virrey que tuvo nombramiento por tiempo ilimitado, pues a sus sucesores se les fijó un término de seis años para su ejercicio. Se le dio también jurisdicción espiritual, pues debía atender a la conversión y buen trato de los indios y al castigo de los clérigos revoltosos, a la represión de los pecados públicos y escándalos de los españoles, no permitiendo que los frailes que hubieran dejado los hábitos, quedaran en Nueva España. Traía particular instrucción para repartir tierras entre los conquistadores y para prohibir que se vendiesen a manos no hábiles. Debía disponer la creación de una casa de moneda para acuñar plata, y para que entregara al marqués del Valle, Cortés, los 23,000 vasallos que el rey le otorgara.

          En 1536, el virrey Mendoza introdujo a la Nueva España la primera imprenta que hubo en América, la que funcionó en la casa del italiano Juan Paolo o Pablos. En ella se publicaron los primeros libros del Nuevo Mundo. En 1537 fundó el imperial Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, destinado a la educación de los indios nobles. En 1540, con su autorización, Francisco Vázquez de Coronado, gobernador de la Nueva Galicia, marchó al norte, en busca de las famosas Siete Ciudades de Cibola, fracasando en su misión. El 18 de mayo de 1541, el virey Mendoza fundó en Guayangareao la ciudad de Valladolid, que hoy es la de Morelia, Michoacán

          El 25 de marzo de 1544, el virrey Mendoza promulgó las Leyes Nuevas, expedidas en Barcelona el 20 de noviembre de 1542; pero en vista de la agitación que se provocó en el virreinato, suspendió su ejecución, hasta conocer la resolución del emperador. Los procuradores nombrados por él para que gestionaran ante la Corona de España la revocación de esa legislación, lograron su objeto. El 4 de julio de 1549, el emperador designó en Bruselas a don Antonio de Mendoza para que pasara como virrey y gobernador al Perú, siendo además presidente de la Audiencia de Lima

          Por ello hizo entrega del mando en el virreinato de la Nueva España, a su sucesor, en el mes de noviembre de 1550, ya mediados de enero del año siguiente salió, por el puerto de Guatulco, hacia el Perú. No duró mucho en su nuevo puesto, pues el jueves 21 de julio de 1552 murió en Lima, siendo sepultado su cuerpo en la Catedral de Lima, junto al del conquistador máximo de ese país, don Francisco Pizarro.

Fuente: Gobernantes de México de Fernando Orozco Linares.




Las fases lunares en México, D.F.



Buscar en la Página de Aimé



Inicio




© Copyright Aimé - 31/07/2000